CINE Y LITERATURA: “EL EXORCISTA”

En 1971, un escritor norteamericano llamado William Peter Blatty publicó una novela sobre un tema vidrioso y poco conocido: el exorcismo.
Su novela se llamaba “El exorcista” y estaba basada en un hecho real ocurrido en Maryland en 1949 y enseguida se convirtió en un éxito de ventas.

exorcista -1-

William Peter Blatty, el autor

 

exorcista -2-

 

 

 

 

 

 

Exorcismo es el ritual religioso o espiritual que se realiza con la finalidad de expulsar una fuerza maligna que se ha instalado en una persona sometiéndola y controlándola en contra de su voluntad. La fuerza maligna puede ser un demonio o un espíritu que se mueve y habla a través de la víctima.
El ritual consiste en la repetición de oraciones y el uso de objetos sagrados que puedan repeler al ente maligno, como agua bendita o reliquias.
En el evangelio se encuentran varios episodios de exorcismo, lo cual da legitimidad a los rituales practicados por miembros de la Iglesia Católica con la finalidad de expulsar a las fuerzas malignas del poseído.

exorcismo -7-

San Francisco de Asis exorcisando a los demonios de Arezzo (Giotto)

exorcismo -8-

San Francisco de Borja, exorcista

 

En 1973, En Hollywood deciden llevar a la gran pantalla la novela de Blatty, para ello lo contratan como guionista de su propia novela y escogen a un joven y prometedor realizador para que la dirija: William Friedkin que dos años antes había renovado los estilemas del cine policíaco con la popular “The French Conection” (en España conocida como “Contra el imperio de la droga”).
La película se llamó igual que la novela: “El exorcista” y constituyó un éxito mundial, siendo considerada la mejor película de terror desde la aparición del cine sonoro. Sólo “El resplandor” de Stanley Kubrik se le puede comparar.
Después de la explosión cinéfila de esta película, un tema, el del exorcismo, que no había formado parte de los mitos terroríficos cinematográficos creo escuela siendo innumerables las secuelas posteriores sin llegar a alcanzar nunca la excelencia de la película de Friedkin.

exorcista -4-

William Friedkin, el director

Hay una lectura de género en la historia, una lectura feminista. En la revista de cine “Dirigido” del mes de julio, Luis Pérez Ochando da las pistas de por dónde pueden ir los tiros al respecto cuando dice:
“Podemos entender que la entrada del demonio en el hogar sucede en ausencia de la ley del padre –la madre es agnóstica, soltera y profesional de éxito- y que solo puede ser expulsado trayendo a la casa el orden patriarcal por antonomasia: la Biblia en manos de dos sacerdotes”
La historia que subyace en la película que vemos y el libro que leemos es la de una niña a un paso de la adolescencia que se resiste a convertirse en una buena chica convencional y respetuosa siguiendo los pasos de su madre, modelo perfecta pero a la que ella no quiere parecerse y se revuelve con todas sus fuerzas contra los símbolos de la cultura patriarcal.

exorcista -5-.jpg

Anuncios

VIVIAN MAIER. LA NIÑERA FOTÓGRAFA — En el campo de lavanda

La historia, en sí misma, ya es excepcional. En 2007, un joven investigador de la historia de Chicago, John Maloof, compra a precio de saldo en una subasta de barrio parte de las pertenencias de una anciana desconocida llamada Vivien Maier. Estaban amontonadas en cajas en un almacén porque la mujer tenía la manía de […]

a través de VIVIAN MAIER. LA NIÑERA FOTÓGRAFA — En el campo de lavanda

JAVIER KRAHE, TE RECORDAMOS

Hoy hace un año que nos dejó un cantautor entrañable: Javier Krahe. Sirva este post como recuerdo.

Uno de sus muchos amigos: Pablo Carbonell dijo entonces:
“No digáis se nos fue el mejor de todos,
malogrose el cumplido cantautor,
era bueno, tenía suaves modos…”
D.E.P Javier Krahe.

Y esto es lo que le escribió Iñaki Alonso en la publicación digital “LQSomos” con motivo de su muerte. Lo incluyo porque me parece muy respetuoso y muy acertado para conocer a Krahe.

“Ahora serás querido por todos, lo siento, pero en las largas ausencias en este país se beatifica al ausente, es más, alguno se quedará con las ganas de dar y asistir a una misa en tu honor… 35 años sobre los escenarios, más de 1.500 conciertos, catorce discos y la composición de 150 canciones. Un infarto, cabrón y traicionero, se nos ha llevado a un personaje de Libre Expresión, a un terco y entrañable trovador. “Es cansado, por eso al llegar la noche ella descansa a mi lado y mi voz en su costado”
Conseguiste, hiciste, fuiste… Porqué ya no estás ¿No? Creaste canciones inteligentes, para que fueran entendidas por los más simples mortales, por los más selectos ignorantes ¡creaste! Qué grande fuiste… un creador. Incluso tus letras y estribillos fueron siempre asequibles, y eso que tu música, tu creación era muy intelectual, como muy “chic”, distinguida, estilo propio. “No todo va a ser follar, ya follé el año pasado a la orillita del mar con una mujer sin par que después me dio de lado”.
Compartiste escenarios, letras, compañeros, pero nunca te dejaste llevar por “cantos de sirena”. A tu manera mantenías tu austeridad, tu alejamiento de lo mundano y comercial. Cada actuación fue un momento único, sin repeticiones, performance, sinceridad, y directo, siempre fuiste de los del ‘directo’. “San Cucufato, te enciendo este cirio. Devuélveme el amor, aquel viejo delirio”.
Como buen hombre “patrio” sufriste la censura, con tu “Cuervo ingenuo”, el corte en la televisión pública de Felipe González fue tercermundista, nos dejaron en negro la caja tonta, imposible de olvidar, aunque para ti lo peor fue no poder grabar y la anulación de tus actuaciones programadas. “Tú mucho partido, pero ¿es socialista, es obrero, o es español solamente?”
Más de risa fue lo de juzgarte por un delito de ofensas a los sentimientos religiosos por el corto ‘Cómo cocinar un crucifijo’…
Y poco más, pues hay para mucho pero sonaría a alabanzas ¡y no! eso sí que no, tú no te mereces ese trato “post”. Simplemente no me podía reprimir la necesidad de decirte algo, cuando he pensado que ya no estarás en el “Central”, sé que seguirán sonando tu letras siempre que queramos escucharlas ¡es lo que hay!
Javier Krahe, no ha muerto, todo es un burdo rumor…”