bond-1-

Ian Fleming, el autor literario.

bond-2-

la primera novela

En 1953, un antiguo diplomático británico, de nombre Ian Fleming, publicó una pequeña novela del género de espionaje llamada “Casino Royale”. Seis décadas después, poca gente en el mundo desconoce el nombre de su protagonista. Un personaje con pocas virtudes morales pero muy atractivo y carismático. Un personaje misógino, machista, violento rozando el sadismo, cínico y despiadado que respondía al nombre de James Bond.

Su creador, Ian Fleming, había trabajado como asistente en los servicios secretos británicos de manera que conocía los ambientes y los mecanismos donde se movían los personajes de sus libros.
No fue un autor prolífico, solo escribió doce novelas largas y nueve cortas en las que aparecía su personaje. Escribió también algunos cuentos infantiles y juveniles, pero durante los años cincuenta el éxito de sus novelas de espionaje, le permitió vivir sus últimos años en un espléndido retiro jamaicano: su finca Glodeneye, lugar donde escribió toda su obra. Falleció de una crisis cardiaca en el 64, a los 56 años.

bond-3-

El primer y más genuino Bond: Sean Connery

No obstante la eclosión, a nivel mundial, de su personaje no llegó a verla en toda su dimensión, ya que es obra del cinematógrafo y Fleming falleció solo dos años después de que se proyectara la primera película de Bond: “Agente 007 contra el doctor No” y no sería hasta la tercera “Goldfinger” en la que se dio el paso decisivo en la universalización del personaje. Desde entonces hasta la más reciente “Spectre” del año 2015 han sido un total de 26 películas (24 de la productora oficial: EON y 2 de productoras diferentes). Las películas han constituido una escalada cada vez más espectacular con difusión mundial pasando por altibajos en cuanto a calidad y fidelidad a los parámetros del personaje original.

bond-4-

El rostro de Bond como lo veía Ian Fleming

En estos altibajos tiene importancia la selección del actor escogido para interpretar al personaje y también las políticas de estudio y adecuación al público objetivo. No son iguales las versiones interpretadas por Roger Moore (mucho más cómicas y adecuadas para un público familiar) que las interpretadas por el primer Bond (Sean Connery) o el último (Daniel Craig), ambas mucho más ajustadas al carácter y la personalidad definidos por Fleming, siendo Bond mucho más cínico y violento.

Es importante destacar que Fleming supo crear a lo largo de sus novelas, mediante sutiles informaciones, toda una vida de su personaje así como gustos y aficiones y forma de ser, incluso su aspecto físico. Valga de ejemplo que en su primera novela “Casino Royale” la protagonista femenina dice una frase que basta para que veamos muy bien como era el Bond de Fleming. Ella dice de Bond: “Me recuerda mucho a Hoagy Carmichael pero tiene algo frío y despiadado”. Carmichael era un músico de jazz muy conocido en los años 50 y con los calificativos “frío y despiadado “ y la cara de Carmichael ya teníamos al Bond de Fleming. El cine se encargó de modificar su aspecto a través de los diferentes actores que lo encarnaron, siendo el más parecido y el más fiel, el primero: Sean Connery, considerado como el mejor de todos, obviamente.

bond-5-

Hoagy Carmichael, pianista de jazz e inspirador del personaje de Bond

El personaje todavía está muy vivo después de sesenta años y forma parte de la cultura popular del siglo XX y ya del XXI, al igual que otros personajes traídos a este blog: Tarzán, Sherlock Holmes o Drácula. El cine, principalmente, en este caso más que la literatura, pero también el comic y la televisión se han encargado de dar vida, forma y color, a este espía universal.

 

 

 

 

 

bond-11-

George Lazenby, el más efímero

bond-9-

Timothy Dalton, el más intelectual

 

 

 

 

 

 

 

 

bond-12-

Roger Moore, el más familiar

bond-10-

Pierce Brosnan, el más elegante

 

 

 

 

 

bond -8-

Daniel Craig, casi tan genuino como Connery y el último Bond hasta ahora.

bond-6-

James Bond en el comic

bond-7-

Portada de un comic de los años 50. “Agente 007 contra el Dr. No”

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Este video con el archiconocido tema musical de James Bond nos lo recuerda. Parece mentira que hayan pasado sesenta años.

Anuncios

CON TACTO

Arte y sensibilidad.

En el campo de lavanda

Las primeras sensaciones que tuvimos al nacer fueron a través del tacto.

Las contracciones que nos expulsaron al mundo, el  cambio del fluido caliente que nos envolvía por la ligereza del aire, las manos que nos recogieron, la quemazón al respirar que nos provocó el oxígeno en los pulmones.

Ese humilde sentido fue el que nos presentó a la vida. Luego vino lo demás, el sonido, la luz a través de los párpados cerrados, el olor de nuestra madre, el sabor de su leche.

Y de ahí llegamos al Todo.

Sirvan estas líneas de pequeño homenaje, a través del arte, al quinto de nuestros sentidos, para recordar que aunque a veces es considerado como el último, éste no es el menos importante. Para no olvidar que un día fue el primero.

UN TAPIZ. UNA PINTURA.UNA ESCULTURA. UNA CITA Y UNA POESÍA

unicornio 2.png

De la serie tapices del unicornio:El quinto tapiz…

Ver la entrada original 305 palabras más

DOROTHY PARKER POETA EN NUEVA YORK

parker -2-Dorothy Parker fue una cuentista, dramaturga, crítica teatral, humorista, guionista y poeta estadounidense. De ascendencia judía, era muy conocida, en los años entreguerras, por su cáustico ingenio, su sarcasmo y su afilada pluma a la hora de captar el lado oscuro de la vida urbana en el siglo XX.

parker -1-
Dorothy Parker odiaba todo, incluso la vida, sobre todo la vida.
Quien fuera la mujer más ingeniosa de la capital del mundo era, como invita a adivinar su amarga mordacidad, adicta a las turbulencias.
La parte más importante de la obra de Parker la constituyen sus cuentos. Aunque a menudo jocosos, eran sobrios y punzantes, y guardaban un fondo más agridulce que cómico. Sus amistades encontraban en ellos fuente de gozo y de tristeza al mismo tiempo. Logró que revoloteasen a su alrededor no solo las figuras más brillantes de su época —desde Scott Fitzgerald, George S. Kaufman a Dos Passos pasando por Hemingway— sino todas las emociones genuinas: se la veneraba, temía, amaba y odiaba con idéntico fervor por parte de sus víctimas, que eran todos. Publicó en las mejores cabeceras, se empapó en los mejores (y también los peores) destilados y dejó para la posteridad las inmortales frases cáusticas que hacían que ningún tugurio de Nueva York amaneciera sin que la muletilla «como dijo Dorothy Parker…» se pronunciara una decena de veces. Incluso Cole Porter encabezó con ella la canción «Just One of Those Things».

2 poemas de Dorothy Parker

Reclusa en las Blue Mountains

Vine por la calma
No me preocupa el frío
Pero las brumas espesas
Los vecinos espesos
Y el celibato involuntario
Inducen a beber tanto
Como el humo de los coches, el alquiler caro
Y los policías corruptos
No me gustan los paseos por el bosque
Ni los tés de Devonshire
Ya no recuerdo qué gusto tiene
La adrenalina
Necesito Sidney
Necesito un trabajo nuevo
Inventario

Cuatro son las cosas que conozco y me hacen más sabia:
Pereza, pena, un amigo y un enemigo.
Cuatro son las cosas sin las cuales todo hubiera estado mejor:
Amor, curiosidad, pecas, dudas.
Tres son las cosas que nunca lograré:
Envidia, profundidad y suficiente champagne.
Tres son las cosas que tendré hasta la muerte:
Risa y esperanza y un ojo en compota.
Coincidencia desafortunada
Desde el momento en que jures que soy suya,
Temblando de emoción, suspirando,
Y él jure que su pasión es
Infinita, que está siempre encendida.
Mi querida, anótate esta:
Uno de los dos está mintiendo.

LȈ

Desde 1919 fue la principal animadora del grupo de intelectuales conocido como mesa redonda del Algonquín (1919-1929). Llamado así porque las reuniones se celebraban en el Hotel Algonquin. Era un grupo consagrado a acuñar maldades, chistes y comentarios cáusticos sobre estrenos y temas de actualidad durante sus comidas y partidas de póker.
Fueron miembros de esa tertulia, tan temida como admirada, entre otros: Noël Coward, Margaret Leech, Robert Benchley, Harold Ross, Robert E. Sherwood, Edna Farber e incluso Harpo Marx y muchos más.

Parker -3-

Algunos miembros de la Mesa Redonda del Algonquin.

Después del cambio de década, en 1930, empezó su decadencia como escritora y al mismo tiempo su dedicación a la política como defensora de los derechos civiles llegando a aparecer como afiliada al Partido Comunista en las listas negras de Hollywood. Alcohólica y con tendencias suicidas, lo intentó hasta tres veces, falleció un día como hoy, 7 de junio, del año 1967 a los 73 años. En su sepulcro se puede leer un epitafio propio y personal, que describe su mordacidad: “Excuse My Dust” (Perdonen el polvo)

PEQUEÑOS DIOSES

En el campo de lavanda

A propósito de un poema de Gil de Biedma

A veces, sólo es necesario un segundo para entender que la vida va en serio, que no se comprende más tarde.

Aquella mañana, como todos los otros jóvenes, él venía a entregarse al vacío desde el puente, a saltar por delante, a burlar la gravedad en el último momento con el freno de una cuerda.

Quería sentir la adrenalina, colmarse de orgullo y de  gloria, notar algo parecido a lo que sienten los dioses cuando son adorados.

Para él, el miedo, el riesgo y la muerte eran sólo efímeros compañeros de viaje, importantes durante el camino, pero pronto olvidados al desaparecer.

¿Cuánto dura un salto? ¿Tres, cuatro, cinco segundos? ¿Uno?

En aquel mínimo espacio de tiempo asomó la desagradable verdad. Y miedo, muerte y cuerda se unieron a él acompañándole hasta el fondo del río para no abandonarle nunca más.

Ver la entrada original