EL TOCADOR. UN CUADRO DE CARLOS CASAGEMAS

Ella no le mira.  Displicente se recrea en su belleza ante el tocador. Está desnuda, pero viste de negro. Uno de sus largos brazos  de araña protege y señala lo que él nunca poseerá. Se lo muestra, descansa  entre los hilos de su tela, le está esperando. Él  sabe que su destino está ahí, que no puede evitar enredarse en ella. Quiere salir, pero ya es tarde. Desea matar a quien le está matando. Dispara y falla, ya no hay vuelta atrás. Vuelve a buscar sus ojos altivos y distantes, pero ella sigue sin mirarle. Oye como algo le llama. Sí, está ahí, coronando su peinado, es la muerte, una mujer aún más bella. Espérame, voy contigo. Apoya el cañón del arma en su sien y aprieta el gatillo.

tocador_0

Carles Casagemas (1880-1901) pintor y literato amigo de Picasso y Nonell, se suicidó a los veinte años en un restaurante de París delante de Manolo Hugué, Manuel Pallarés  y de Germaine Gargallo, su musa y modelo.

Pocas semanas antes había discutido con Picasso con quien compartía estudio y amante. Se comentaba que debido a su impotencia ésta lo había rechazado.

Durante mucho tiempo la figura de Casagemas fue un motivo recurrente y atormentado en la obra de Picasso:

picasso1picasso

CASAGEMAS. “El artista bajo el mito” es el nombre de la exposición de 38 de sus obras en el Museu Nacional d’ Art de Catalunya. Impresionan los dibujos de mujer y su autorretrato.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s