PODA DE DESAYUNO

De nuevo es el escandaloso tubo de escape del autobús quien me despierta; observo como los empleados suben al vehículo de la empresa con signos de inevitable conformidad. Rápidamente echo una ojeada al reloj situado en lo alto de la torre de la iglesia y mi presentimiento se confirma: es ya muy tarde. Con precipitación recojo lo poco que tengo y corro tratando de llegar a tiempo. Cuando alcanzo la fila, el último de los que la formaban está a punto de marchar, con desaliento escucho el roce del cazo en el fondo de la perola al rebañarla. Es el segundo día que me sucede lo mismo, dos mañanas consecutivas sin desayunar. ¡Maldita sea!, el ayuntamiento ha iniciado la poda en la arboleda donde paso las noches y los pájaros cantores que me despertaban temprano se han mudado a otro lugar.     

Enrique  

Anuncios
de losblublu Publicado en Enrique

Un comentario el “PODA DE DESAYUNO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s