UN HOMBRE ENAMORADO

“… Y la vida cotidiana se desarrollaba entremedias. Quizá por eso me resultaba tan difícil vivirla. La vida diaria son sus obligaciones y rutinas era algo que soportaba, no algo que me hiciera feliz, nada que tuviera sentido. No se trataba de falta de ganas de fregar suelos o cambiar pañales, sino de algo más fundamental, de que no era capaz de sentir el valor de lo cercano, sino que añoraba estar en otro sitio, siempre deseaba alejarme de lo cotidiano, y siempre lo había hecho. De manera que la vida que vivía no era la mía propia. Intentaba convertirla en mi vida, ésa era la lucha que libraba, porque quería, pero no lo conseguía, la añoranza de algo diferente minaba por completo todo lo que hacía…”

Karl Ove Knausgard

Imagen

Abducida, de nuevo, por el detalle, la sinceridad, la filosofía, la vida que transcurre.

Abducida por  este gran escritor y su LUCHA por desenmascarar el ser, su ser, detrás de lo cotidiano.

Y, en su ser me reflejo…

Imagen

MANUEL ALTOLAGUIRRE

MANUEL ALTOLAGUIRRE

Un día como hoy, 29 de junio, de 1905, nacía en Málaga uno de los poetas más importantes de la Generación del 27. Es considerable su vocación de editor. Fue uno de los fundadores de la famosa revista “Litoral” que sirvió como altavoz de su generación. Jorge Guillén, Pedro Salinas, Rafael Alberti, Federico García Lorca, Dámaso Alonso, Gerardo Diego, Luis Cernuda, Vicente Aleixandre, Manuel Altolaguirre y Emilio Prados fueron los más conocidos.
Altolaguirre no tuvo la popularidad y también hay que decirlo, la calidad de un Salinas o García Lorca, pero por contra, sus intereses eran más variados y acorde con la modernidad del momento. Fue guionista, director y productor de cine. Falleció prematuramente a los 54 años en un accidente de coche.
Su producción poética no es demasiado extensa y un tanto irregular pero es cálida y romántica influenciada por Salinas y Juan Ramón. Los clásicos también tuvieron importancia en su obra, principalmente Góngora, como para la mayoría de los integrantes de su generación. En su obra predominan los versos cortos y las estrofas de raiz tradicional.

TU DESNUDO

El cielo de tu tacto
amarillo cubría
el oculto jardín
de pasión y de música.

La caricia del alma
—brisa en temblor— movía
todo lo que tú eras.

¡Qué crepúsculo bello
de rubor y cansancio
era tu piel! Estabas
como un astro sin brillo,
recibiendo del sol
la luz de tu contorno.

Sólo bajo tus pies era de noche.

 

LUZ Y AMOR

      ARRIBA

Las lágrimas y besos;
son burbujas
que ascienden desde el alma.

Es mi cariño
menos pesado que la sangre,
más leve que el espíritu,
el que se desvanece sin palabras.

Es lluvia efervescente
para regar los cielos,
hasta el aire más alto,
hasta lo azul del día.

Mi beso allá se abre,
arriba, con tus ojos.

Pero me llega el barro a la cintura
y siento los metales de las minas
en las hondas raíces de mi nombre.

El amor me engrandece,
hace pequeño el mundo,
hace que te conozca,
me hace saber quien soy.

Déjame entrar, Albert

solo-los-amantes

 

Con el permiso de, Albert, mi vecino más cinéfilo de este blog, vuelvo a entrar en esta bellísima y diferente película de vampiros. Only lovers left alive (Solo los amants sobreviven). Si alguien nos hace caso, por favor, en versión original.

No, no voy a hablar de la trama, ni de los personajes, ni de la noche, ni de la ambientación, ni de la música, ni de los espacios (esas dos ciudades contrapuestas y decadentes a la vez que son Detroit y Tanger, y esos universos que están muriendo), ni tan siquiera de la trama. Solo voy a hablar de los cabos sueltos.

El director y guionista (y este dato es importante resaltarlo), Jim Jarmush, otro ser de estética vampírica, juega con nosotros, los espectadores a dejar mil y un cabo suelto para que imaginemos, inventemos, juguemos a cómo atarlos. Un ejemplo es el diálogo entre Tom Hiddleston (Adam, el vampiro compositor) y Anton Yelchin (Ian, el proveedor de guitarras y bala de madera) a propósito del baño, que es más o menos así: ¿Puedo ir al baño? Le pide Ian a Adam. Sigue estropeado, dice Adam. Si quieres llamo a alguien para que te lo arregle, propone Ian sacando el móvil. ¡No! La voz de Adam suena como la que debe ser de un vampiro antes de morder. Ya la arreglaré yo. He estado ocupado y no he tenido tiempo. Adam cambia de nuevo a una voz amigable, humana (o como dicen los vampiros, de zombi). Si quieres, al salir puedes mear en el jardín, no me importa. Ian se va. Y nosotros, los espectadores, nos preguntamos, ¿qué hay en ese baño que nunca veremos?

Jim Jarmusch juega con nosotros y nosotros le dejamos que lo haga, porque esta es una historia de amantes que duermen de día y de mil historias más, como la que debió sucederles a Eve y Adam con Ava hace ya más de un siglo.

Albert, me pongo los guantes y salgo

Imagen

SOLO LOS AMANTES SOBREVIVEN

SOLO LOS AMANTES SOBREVIVEN

Estamos ante una película de vampiros pero alejada de los tópicos habituales del género. Los dos protagonistas de la película de Jim Jarmusch, Adam y Eve, son libres a su manera, extraordinariamente cultos, tambien cada uno en lo suyo, muy bellos con una estética peculiar, Adam parece una mezcla de Iggy Pop, Jim Morrison y Nick Cave. Eve siempre pálida y casi albina lleva vestidos claros. La acción se situa en una decrépita Detroit, una ciudad fantasma, símbolo de gloria y decadencia. Tanger es también un espacio recreado pero a diferencia de Detroit, nos muestra una ciudad actual y vitalista.
La película está preñada de referencias culturales, la literatura y la música universales están tratadas con mucho respeto.
Se puede considerar un film preciosista, lleno de detalles y también muy lento y parsimonioso.
Merece mención especial la música que consigue crear una atmósfera onírica muy particular.

EN EL CALOR DEL EDÉN

Ayer hizo un día caluroso, húmedo y pesado. Ayer cualquier movimiento era un esfuerzo.

Aproveché esta circunstancia para zamparme un libro ImagenEl rio del Edén de José María Merino. Una novela sobre el sentido trágico de la vida, o sobre el sentido edénico de la vida, o sobre las dos cosas que, quizás, son lo mismo, o sobre el amor.

Una novela pesada, como el día ( La segunda persona, desde la que está escrita, la hace poco natural, torpe a ratos. El TÚ se diría un destino que rige. El protagonista parece no tener margen de actuación.)

Me fui a dormir tarde, después de terminar el libro que, en el último momento, acaba aligerando, justo cuando el protagonista ya no pone más resistencia al ‘destino’ y se deja ir.

El sueño no llegaba y en la calle, se oían gritos de algunos borrachos que celebraban cualquier victoria del mundial de fútbol.

El ruido y el calor sofocante me remitieron a una pelea de gallos en La Dominicana. Y allí estaba yo, sudando, entre gritos y luego silencio… Lentamente caí en un pozo de plumas de colores…

A las cinco de la madrugada, una tormenta apocalíptica me despertó: La casa retumbó con el cielo y se iluminó a fogonazos. El perro se me metió bajo las sábanas temblando, apretándose contra mi espalda.

Pensé que quizás se estaba acabando el mundo y me quedé, otra vez, dormida.

Son las diez, acabo de despertarme y el domingo luce claro y fresquito.

de losblublu Publicado en Teresa
Imagen

JORGE LUIS BORGES

JORGE LUIS BORGES

Esta magnífica fotografía de Borges, tomada por Diane Arbus en 1968, nos sirve para recordar que ayer, día 14 de junio, se cumplieron 28 años de su fallecimiento en Ginebra, a los 86 años.
Está enterrado en el cementerio de Plain Palais en la ciudad donde falleció y en la lápida que hay en su sepultura se puede leer la inscripción «And ne forhtedon na», junto a un grabado circular con siete guerreros, una pequeña cruz de Gales y los años “1899/1986”. La inscripción «And ne forhtedon na», formulada en anglosajón, se traduce como «Y que no temieran». La cara posterior de la lápida contiene la frase “Hann tekr sverthit Gram ok leggr í methal theira bert”, que se corresponde al capítulo veintisiete de la Saga Volsunga (saga noruega del siglo XIII), y se traducen como «El tomó la espada, Gram, y la colocó entre ellos desenvainada».
Fue un escritor prolífico y de gran influencia en el mundo literario del siglo veinte. Sus opciones políticas eran de caracter conservador y mantuvo una relación constante y dependiente con su madre, Leonor Acevedo, situación que se mantuvo hasta el fallecimiento de ésta en 1975, once años, tan solo, antes que falleciera él.
“El Aleph”, “Ficciones”, “El libro de arena” son los conjuntos de cuentos escritos por Borges más populares

1964

I

Ya no es mágico el mundo. Te han dejado.
Ya no compartirás la clara luna
ni los lentos jardines. Ya no hay una
luna que no sea espejo del pasado,

cristal de soledad, sol de agonías.
Adiós las mutuas manos y las sienes
que acercaba el amor. Hoy sólo tienes
la fiel memoria y los desiertos días.

Nadie pierde (repites vanamente)
sino lo que no tiene y no ha tenido
nunca, pero no basta ser valiente

para aprender el arte del olvido.
Un símbolo, una rosa, te desgarra
y te puede matar una guitarra.

II

Ya no seré feliz. Tal vez no importa.
Hay tantas otras cosas en el mundo;
un instante cualquiera es más profundo
y diverso que el mar. La vida es corta

y aunque las horas son tan largas, una
oscura maravilla nos acecha,
la muerte, ese otro mar, esa otra flecha
que nos libra del sol y de la luna

y del amor. La dicha que me diste
y me quitaste debe ser borrada;
lo que era todo tiene que ser nada.

Sólo que me queda el goce de estar triste,
esa vana costumbre que me inclina
al Sur, a cierta puerta, a cierta esquina.

Imagen

Retruécanos, hipálages y calambures: que os den a tos pol culo

Retruécanos, hipálages y calambures: que os den a tos pol culo

, y que, Remi, me fui pal bar del Antonio y yo que llamé a mi Gabino: Gabino ven, y él, pos venga vino. Sí, Remi, no te hagas la tonta que de tan tonta, tan, que ya tos te llaman la campana. ¡Mujer! ¡Andever qué humores! Entodavía recuerdo el día que llegaste de Madrid. Parecía que los ojos te se iban a salir y las manos te lloraban toas. Decías, ¡JA!, decías con esa voz de burraca tuya: ¡qué alantos en la capital!, pellizcas la pared y se hace la luz. ¡Ay!, Remi, que otras veces te ríes… ¿Sabes qué? Que cuando al Gabino le da pol vino, yo me echo el averrojo, me atranco bien atrancadita, me saco un gas del firoglifio y ¿sabes tú?, no es lo mismo que me de la tos que os den a tos pol culo.

¡JA!

Ana

Imagen

Versos opacos para el músico que erró en el tempo

Versos opacos para el músico que erró en el tempo

Vuelvo al sabor de los besos opacos y al de la nicotina, espera, me enciendo un cigarro.

Vuelvo al sabor de los besos opacos, decía, y a ensuciarme el pulmón, “pa” ensuciar yo algo.

(La colada crepita hastiada su abandono)

Solías decirme: TE AMO

(Escribiré un estándar y en el puente escribiré que escribo un estándar)

Vaciaste tres “tequieros” en mi coño, luego, te largaste a por tabaco.

Vuelvo al sabor de los besos opacos y a la eterna discusión por el profiláctico.

Vuelvo al sabor de los versos opacos y al recuerdo, también, de tu polla en mis manos.

Ana

divagaciones sobre una MÚSICA

Imagen

El RITMO es mantenerse derecho.Es ir andando con lo de cada día, los pies en el suelo: uno-dos, uno-dos, uno-dos…

La MELODÍA es el parloteo cotidiano, que varía según donde uno esté: El ruido de los coches, el trino de los pájaros, los platos del vecino, el pensamiento, la televisión, las conversaciones…

La ARMONÍA es lo que une todo esto y lo sobrepasa. Es una música, un velo, un cosquilleo cósmico, en el que no hay ni melodía ni ritmo, pero en el que todo está.

( Ilustración de Catrhin Welz-Stein/ LOVERBIRD)